Alumnos Osos
Te invitamos a que formes parte de esta gran comunidad, registrate no tardarás mucho, así podrás descargar y ver todo el contenido del foro.

Esta pagina se ve mejor con Mozilla Firefox:

Descargalo ya!

EL ETERNO LUTO.

Ir abajo

EL ETERNO LUTO.

Mensaje por Omar Ulloa el Dom 06 Jun 2010, 10:00 pm



EL ETERNO LUTO

“Negro es el color que pinta mi vida en estos momentos. La tristeza se esparce por mí ser, como un cáncer que envenena mis pensamientos. Yo me encontraba a punto de contraer matrimonio con la mujer de mi vida, quien llenó de amor y deseo mi corazón desde el primer instante. Su nombre era Zyanya.”


Era el día de la boda. Ansioso me encontraba frente al altar, viendo a los ojos a quien seria mi esposa. El párroco calmadamente, llevaba a cabo la misa, mientras que en la iglesia se respiraba un aire de tranquilidad y alegría. Pero en menos de un instante, ese júbilo fue devorado por el terror de una inesperada muerte. Ella, un segundo antes de pronunciar el esperado “acepto”, languideció frente a mi, sus ojos se nublaron y perdieron sus orbitas, y con un gesto de desvanecimiento, cayó sobre las escalinatas del altar. Nunca podre olvidar la expresión de su rostro pálido y la sangre que manaba de su nuca, coloreando la blancura de su fino vestido. La muerte la alcanzó y ella perdió la batalla. En mi vida podré superar tan desastrosa pérdida.

Mi pena me sumió en la locura, me aleje de la gente, de la vida, de la luz. Simplemente vivía porque mis órganos seguían trabajando, mi alma había muerto junto con la que era mi amada. La nostalgia me llevó a afrontar la más cruel de las realidades; quería ir al sitio donde aconteció la tragedia, quería ir al lugar de su muerte, la iglesia. Tan bendita pero a la vez tan maldita, cargaba en sus cimientos el pesar de una expiración y la perdida de una ilusión, la mía. Tenia que regresar al lugar que, en mis pensamientos, siempre estaba.

Al llegar, en el fondo de la inmensa nave, se encontraba mirándome fijamente la escultura de un Cristo crucificado. En su rostro reflejaba dolor y agonía, identificándose con los pesares de mi ser. A sus pies se encontraba el lugar de mis recuerdos, podía verme muy claramente ahí, clamando en vano por piedad, frente al cuerpo inerte de mi amada. Las lágrimas empezaron a escaparse de mis ojos y lo único que llego a mi mente fue elevar una plegaria pidiendo misericordia al ser que me había robado la vida, a ese que llaman Dios. Me arrodille en una de las bancas, lo más cerca posible del altar, y empecé a murmurar una letanía. Así permanecí hasta que el sueño me venció.



Repentinamente me despertó el sonido del reloj de la iglesia, que marcaba una hora incierta. Cada campanada retumbaba en eco sobre las paredes de la nave, amplificando su potencial y opacando cualquier otro sonido. Después vino un petrificante silencio. Hasta ese momento no me percate de lo extraño que era estar tan solo, sin ningún fiel y sin ningún sacerdote. Mis sentidos se alertaron al máximo, se escuchaba el rudo palpitar de mi corazón queriendo salir de mi pecho, hasta que fue interrumpido por una voz. Era el más dulce y melódico llamado que jamás había oído. Estaba pronunciando mi nombre, no sabia de quien procedía.


Busque con la mirada el origen de la voz pero no había nadie. Cada vez se hacia mas fuerte el llamado, y sentía que se acercaba, pero no era algo que mi visión superficial pudiera detectar. Era algo diferente. Tal vez mi desesperación me había llevado al límite de la cordura, y ahora escuchaba mi nombre fundido en un grito de pena. Me bañaba la cara un sudor frio y mi boca seca del frenesí entrearticulaba débiles palabras. Entonces encontré la respuesta.

Frente a mi apareció una figura lívida y espeluznante. Era la muerte en persona, disfrazada de mi querida Zyanya. Era ella. Había venido a mi encuentro vestida como yo la recordaba, en su pulcro vestido blanco, como la última vez.

Ella me miraba fijamente, con sus intensos ojos siempre dulces. Me hipnotizaba igual que cuando la conocí. Poco a poco se fue acercando, hasta poner su cara a escasos centímetros de la mía. Yo no me atrevía a tocarla, ni mis músculos respondían a mi llamado.

- Quiero completar lo que alguna vez empezamos y nunca terminamos – me dijo en el mas leve susurro – Quiero que nos casemos para, por fin, descansar en paz.

Un instante después se desvaneció ante mis ojos, tan rápidamente como había aparecido; yo quería seguir con ella, pero ya no estaba.

Yo estaba muy aturdido, ¿Cómo podía casarme con una mujer muerta? La respuesta llego a mí casi instantáneamente. Me dirigí presuroso al cementerio de la iglesia, donde el cuerpo de mi futura esposa yacía. No me costo trabajo encontrar la tumba, ya que se había quedado grabada en mi memoria. Me arrodille sobre el sepulcro y mis manos tocaron la tierra fría.

Casi instintivamente empezaron mis brazos a cavar; no podía detenerlos, ni mucho menos parar el fuerte deseo de estar otra vez con mi amada. Cuando por fin encontré lo que tanto había buscado, mis manos sangraban a causa del frenético esfuerzo. Ahí estaba ella, inmóvil y deforme. Los funestos gusanos habían carcomido su cuerpo.

Estaba esperando por mí.

La tome en brazos y juntos nos dirigimos a buscar al párroco, que una vez, estuvo a punto de darnos su bendición. Busque y busque, hasta encontrar sus aposentos y explicarle nuestra desesperada situación.

Recuerdo la expresión de asombro, casi de terror, en su rostro. Finalmente la decepción.

Ahora me encuentro inexplicablemente encerrado en un cuarto acolchonado de piso a techo. No entiendo porque nunca me dejaron concluir mi matrimonio, simplemente me han confinado a este claustro; sin darme ninguna explicación.

Mi alma sufre pena, al igual que la de mi amada. Y heme aquí escribiendo estas líneas, expresando desde lo más profundo de mi alma este eterno luto al que estoy condenado y del que nunca saldré.

MAYRA GONZALES FORTOZO.
Nació en México D.F., En 1987.
Estudiante de sexto semestre de la Licenciatura en Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, tiene escondida una vena literaria intensa.
Desde el 2006 es locutora del programa de radio por Internet Xpresion Metal en Oídos Sordos Radio.
</FONT></FONT></FONT>
[/size]
avatar
Omar Ulloa
oso negro americano
oso negro americano

Mensajes Mensajes : 244
Inscripto desde: 13/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL ETERNO LUTO.

Mensaje por j3alousgiirl el Mar 08 Jun 2010, 11:04 pm

wow que intenso! me gusto mucho drama, amor, angustia una combinacion genial! quiero leer mas!
avatar
j3alousgiirl
MOD!
MOD!

Mensajes Mensajes : 230
Inscripto desde: 02/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: EL ETERNO LUTO.

Mensaje por Omar Ulloa el Vie 18 Jun 2010, 8:18 pm

Esta muy padre verdad, y Zyanya es el nombre del amor de Mixtli, el de la novela Azteca, y tal nombre significa "SIEMPRE". Esa novela de Gary Jennings me encanto demasiado, y les confieso que se me humedecieron los ojos en un par de ocasiones mientras leia sus paginas, inclusive me provoco reacciones "raras" jaja, como su hermana lo violo, y como termino ella, de una forme espeluznante, luego el sacrificio al Dios Xipe Totec de lo mas increible, muy recomendable la novela. Pero tal vez ponga aki algunos de mis cuentos, espero les gusten.
avatar
Omar Ulloa
oso negro americano
oso negro americano

Mensajes Mensajes : 244
Inscripto desde: 13/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL ETERNO LUTO.

Mensaje por Omar Ulloa el Dom 20 Jun 2010, 1:04 pm

EL RINCÓN DE CAPGRAS
Y ahí estaba yo, sentado en el rincón, con decenas de demonios que me acosaban, me jalaban las orejas y los cabellos, después me susurraban al oído cosas de miedo.

Mientras contemplo el frio y triste paisaje que la ventana me ofrece pienso, pienso mucho y en muchos pienso, son las ocho de la mañana, hace frio.

La señora dice que ayer vino mi primo Gary a visitarnos, pero yo digo que no, que el tipo despeinado que ayer a la casa entró no era el buen Gary, yo le hubiera contado algo. Desde el momento que cruzó la puerta me instaló miradas de análisis, después observaba la pared, por eso seguro estoy que Gary no era. Solo estuvo en casa un par de horas, después se marcho sin despedirse.

Hoy la escritura aparece como de costumbre, a veces la mañana me inspira con su aliento helado. Todos los malditos días, después de las actividades del despertar ellos me instalan en mi rincón, y no me mueven hasta la noche. A mí no me dejan salir afuera, ni siquiera al fresco patio, o a respirar aire limpio al amplio balcón; mi contacto con el exterior es solo ese agujero cuadrado en la pared.

Hace ya más de seis meses que los usurpadores invadieron mi casa, no sé de qué manera lograron deshacerse de mis padres y mi hermana Regina. Entonces mi vida tal y como era desapareció. Aun no he averiguado que es lo que quieren esas personas, pero a veces platico con esa muchacha que se hace pasar por mi hermana, de a poco me entero de cosas. Creo que quieren algo de la biblioteca.

Cada tres días viene a la casa un hombre, vistiendo camisas a cuadros, pantalones bien planchados y zapatos lustrosos, de su mano cuelga siempre un maletín negro; se encierran todos en la habitación donde antes yo pasaba muchas horas y sospecho que buscan algo entre los libros. La muchacha me vigila y sonríe.

Todas las tardes me dan un coctel de píldoras que me provoca somnolencia, debido a eso nunca he podido accionar el mecanismo. Quiero que todo sea como antes, o mejor que antes, siempre se puede estar mejor. Cuando miro a la chica me pongo triste, ella se parece mucho a Regina, pero sé que es una doble, una actriz contratada por ahí, de los adultos no puedo decir lo mismo, sí que son malos actores, solo unos extraños merodeando por la casa.

La señora cocina muy bien de eso no me puedo quejar, pero prepara cosas muy diferentes a las que mama me acostumbro, me alimenta con una rara dieta. El hombre se ausenta en las mañanas y no regresa sino hasta el crepúsculo, es entonces cuando acude a mi rincón, se sienta a mi lado y me muestra muchas fotos de mi familia, eso me molesta demasiado, se que solo lo hace para torturarme.

Al principio reaccione agresivo ante los cambios, hasta rompí una que otra cosa, pero me lo pensé mejor y decidí resolver el misterio, para mi mala suerte entre todos me dominaron, perdí el conocimiento y aparecí en un lugar desconocido plagado de gente como fantasma. No sé cuánto tiempo estuve ahí, después volví a dormir, y me vi de nuevo en casa, entonces repare que en un claustro convirtieron mi cuarto. Como se vieron descubiertos aparecieron las malditas píldoras.

Tengo muchas pruebas que me dicen que esas personas que en mi casa están no son mis padres, se la pasan en abrazos y el tiempo es su confidente. Antes las cosas no eran así, muchos gritos se dejaban oír por toda la casa. Por eso digo que esos no son mis padres. La chica que suplió a mi hermana a veces se sienta a mi lado y platica conmigo, intenta ser amable y me lleva a la cama para descansar, o me ayuda a comer y luego me dice cosas que no logro entender, lo atribuyo a esas monstruosas píldoras, que en ocasiones hasta me hacen babear.

Ayer por la noche la chica olvido sus diminutas pastillas de menta sobre mi cama, las tome y las escondí, en unas cuantas horas más las cambiare por la droga de los frascos, que están en la alacena, justo en la segunda gaveta de la derecha, lo hare mientras los dobles se ocupan de sus planes maquiavélicos.

Esta noche, cuando las píldoras no me hayan afectado asesinare a esos impostores, después buscare en la biblioteca, donde creo debe estar la pista que me llevara al lugar donde están mis padres.



Pero si tú estás leyendo esto, son malas noticias, significa que falle, algo no salió como debiere; significa que encontraste mi confesión a media calle, plasmada en este pedazo de papel que ate a una piedra, la hallaste debido a que no regrese por mi triste testimonio, porque fracase en el intento de salvarme y salvar a mi hermana, mama y papa. Y lo peor de todo es, que por la tarde estaré en mi rincón, mirando fotografías, mientras mi baba se escurre sobre mi camisa.



OMAR ALEXANDER ULLOA JARQUIN
Nació en Salina Cruz Oaxaca en 1985.
Estudiante de cuarto cuatrimestre de Licenciatura en Psicologia de la UBAM, en 2005 publicó su primer cuento "CRONICA DE GUERRA", en la revista "Claroscuros".
[/i][/b][/size][/i][/b]
[/justify][/size]


Última edición por Omar Ulloa el Miér 15 Sep 2010, 1:12 pm, editado 1 vez
avatar
Omar Ulloa
oso negro americano
oso negro americano

Mensajes Mensajes : 244
Inscripto desde: 13/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL ETERNO LUTO.

Mensaje por j3alousgiirl el Dom 20 Jun 2010, 3:45 pm

acanijo enserio tu escribiste eso?... genial denerias tener tu blog dentro del foro y seguir compartiendo eso genial enserio bien contento
avatar
j3alousgiirl
MOD!
MOD!

Mensajes Mensajes : 230
Inscripto desde: 02/11/2009

Volver arriba Ir abajo

Re: EL ETERNO LUTO.

Mensaje por Omar Ulloa el Dom 20 Jun 2010, 9:04 pm

Gracias, y si, yo lo escribi, es uno de mis 36 cuentos cortos, este cuento se iba a publicar en la revista Dark de la Editorial Toukan, aqui en el D.F., pero ya no se llego a ningun acuerdo. Tal vez les muestre otros cuentos, y en un futuro quiero publicar un recopilatorio en un modesto libro.
avatar
Omar Ulloa
oso negro americano
oso negro americano

Mensajes Mensajes : 244
Inscripto desde: 13/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL ETERNO LUTO.

Mensaje por Luna_Dark el Sáb 04 Sep 2010, 10:35 pm

No manches!! que genialidad!!!!!!
te digo que eres muy brillante, he aqui el porque!!!
Felicidades, eres de las pocas personas privilegiadas que son capaces de exteriorizar todos aquellas historias que se formulan en nuestra mente, y de que manera amigo!!!
Felicidades, me encanto...kisiera conocer todas tus historias!!!! Kiero tu primer libro...Sera exquisito!!!

Felicidades de nuevo..buena Vibra!!!
avatar
Luna_Dark
ĞUεΓΓΕΓα ď |α LŭΠα
ĞUεΓΓΕΓα ď |α LŭΠα

Mensajes Mensajes : 39
Inscripto desde: 26/08/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL ETERNO LUTO.

Mensaje por Omar Ulloa el Miér 15 Sep 2010, 1:15 pm

Gracias Andi, te prometo ke el dia ke llegue apublicar un libro estara en tus manos, con autografo y dedicatoria y toda la cosa ok. Gracias de nuevo.
avatar
Omar Ulloa
oso negro americano
oso negro americano

Mensajes Mensajes : 244
Inscripto desde: 13/05/2010

Volver arriba Ir abajo

Re: EL ETERNO LUTO.

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.